Subscripción electrónica

miércoles, 9 de agosto de 2017

El pueblo chavista en los cerros tiene la última palabra


Los 8 millones de venezolanos que salieron a depositar su voto a favor de los candidatos a la Asamblea constituyente representan un traspie contundente a las pretensiones golpistas de los opositores (“guarimba”). Durante varios meses la oposición de extrema derecha ha organizado manifestaciones diarias contra las instituciones gubernamentales venezolanas. El gobierno de Nicolás Maduro contiene las protestas sin liquidarlas.




El costo en vidas ha sido muy alto. A diferencia de otras manifestaciones populares, las protestas de la derecha incluye el uso de la violencia y tácticas que suelen tener resultados fatales. En tres meses han muerto más de 100 personas, en su mayoría por ser sospechosas de militar en las filas del chavismo. Cada día es más evidente que la mano ‘peluda’ detrás de las manifestaciones y el financiamiento de los opositores tiene un origen extranjero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario